Las islas Azores son un paraíso terrenal, perfecto para todos aquellos que quieran visitar un lugar de máxima relajación y disfrutar de la naturaleza. Este archipiélago lo conforman 9 islas portuguesas: San Miguel, Santa María, Faial, Pico, Terceira, Graciosa, San Jorge, Flores y Corvo, que se ubican en la mitad del océano Atlántico, aproximadamente a unos 1.400 Km de Lisboa. Si te gustan los hermosos paisajes, la tranquilidad, las rutas de senderismo, las aguas termales, si quieres ver delfines, ballenas y disfrutar de una gastronomía exquisita, está claro que una de estas islas debe convertirse en el próximo destino para tus vacaciones.

Te dejamos 7 sugerencias que debes tomar en cuenta para que tu viaje sea perfecto.

 

Define la época ideal para viajar

Si quieres visitar las islas con la intención de disfrutar de la playa (bucear, bañarte o hacer snorkel) lo mejor es ir en los meses de julio o agosto. Si deseas avistar ballenas, los meses de abril y mayo son ideales. Si tu plan es hacer senderismo, evita toda la temporada invernal (de octubre a marzo) porque llueve mucho. Si vas con intenciones de disfrutar “de todo un poco”, cualquier época es buena, especialmente en verano, cuando las temperaturas oscilan entre 20 y 25 °C.

Decide la forma de llegar

Para llegar a las islas Azores hay vuelos desde las ciudades de Lisboa y Madeira, en Portugal y desde Madrid y Barcelona. Respecto a los aeropuertos, el principal es el aeropuerto Joao Paul II en Ponta Delgada, que es la capital de la Isla de Sao Miguel. Otros aeropuertos son el de Horta (Faial), La jes (Terceira), Pico (Pico). Si viajas desde España tendrás que hacer escala en Lisboa, Madeira u Oporto y tomar otro avión, desde allí, para las Islas.

Aprende un poco de portugués

En las islas Azores se habla portugués. Es recomendable que te familiarices con este idioma, para poder comunicarte con las personas de la isla. Si no tienes tiempo para apuntarte a un curso, puedes mover los primeros pasos hacia este idioma, en tus ratos libres, gracias a la plataforma online Babbel, donde será fácil aprender las principales palabras en portugués y unas frases hechas que te ayudarán durante tu estancia.

 

Conoce las formas de desplazarte entre las islas

Para desplazarte entre las islas más lejanas, la única opción son los viajes en avión. En el caso de islas cercanas puede ser por vía aérea o marítima (ferry). Todo dependerá de tu presupuesto y del tipo de viaje que más te agrade.

Visita los lugares destacados

Todas las islas tienen algo interesante que ofrecer. La Isla de San Miguel es la más grande de todas. Podrás gozar de hermosos paisajes naturales, miradores panorámicos, aguas termales, lagos, avistar ballenas y delfines. Tendrás una experiencia turística completa.

La capital de la Isla de Terceira, Angra do Heroismo, ha sido nombrada patrimonio de la humanidad por la Unesco. Visitar el “Mirador da Serra do Cume” te permitirá disfrutar de la vista más hermosa del archipiélago. También puedes descender hasta el volcán “Algar do Carvao” y conocer sus lagunas de agua cristalina.

Para terminar, si quieres ver distintos tipos de cetáceos, las Islas de Pico y Faial son definitivamente las dos opciones que tienes que tener en cuenta.

 

Realiza alguna de las actividades recomendadas

Tu viaje no estará completo sin realizar las siguientes actividades: senderismo, para poder disfrutar de las hermosas vistas y todo el entorno natural, bañarse en las aguas termales, para relajar cuerpo y mente, bucear para conocer la vida marina del lugar y hacer turismo en las principales ciudades de las islas, para deleitarte con su gastronomía, costumbres y estilos de vida.

 

Prueba los mejores platos típicos

La cocina tradicional de las islas Azores utiliza ingredientes frescos de la zona, entre los que destacan el pescado y la carne. Algunos platos que no debes dejar de probar son el

bifé à regional, un filete de carne coronado con pimientos rojos y ajos asados, un huevo frito y acompañado de patatas fritas, la morcilla con piña, un embutido típico de la isla, servido sobre piñas cultivadas en el lugar, y la caldeirada, un cocido tradicional preparado con toda clase de pescados de la zona.

 

Conclusión

Visitar este conjunto de islas es una experiencia que se debe vivir al menos una vez en la vida. Hay tanto por ver y hacer, que sería un verdadero crimen no darse el maravilloso gusto de conocerlas.